EXTREMODURO
SECCIONES  
  INICIO
  BIOGRAFÍA
  ROLLING STONES 2011: EXTREMODURO
  EL VIAJE INTIMO DE LA LOCURA
  CONCIERTOS EN RED
  DISCOGRAFÍA
  SINGLES
  RAREZAS Y COLABORACIONES
  FOTOGRAFÍAS
  ENTREVISTAS
  => El país de las Tentaciones. 1996.
  => Devórame (2002)
  => Foro de Extremoduro (2007)
  => Entrevista 2008
  => La paz del coyote
  => Critica Pedra
  => Critica Agila
  => El hombre del saco
  => Bellota metálica
  => Free Rock 1992
  => Rock Transgresivo continua
  => Yo minoria absoluta e
  => Verano del 87
  => a tomar por culo
  => Critica canciones prohibidas
  => Poesia basica
  => Resurge mas provocador
  => Reafirma su vocación
  RECORTES
  BIBLIOGRAFIA
  VIDEOTECA
  VIDEOCLIPS
  ENTRADAS
  ACORDES
  DIBUJOS & PINTURAS
  CARICATURAS (VIZCARRA)
  DIBUJOS (AZAGRA)
  CURIOSIDADES
  ENCUESTA
  PUZZLES
  FONDOS DE ESCRITORIO
  AVATARES
  LINKS
  TRIBUTO A...
  CONTACTO
  CONTADOR DE VISITAS
Sube la marea: 174611 visitantes
Devórame (2002)

DE TRIPAS CORAZON

Texto: Aitor Zubizarreta




¡Albricias! Tras una larguísima ausencia, el rock vuelve mañana sábado al velódromo de Anoeta. Roberto Iniesta y sus Extremoduro presentan en Donostia su nuevo CD, Yo, minoría absoluta (DRO, 2002), álbum que mantiene el buen tono de las últimas obras de la banda extremeña. Charlamos largo y tendido con el propio Robe, que, como siempre, contesta sin pelos en la lengua.

¿Cómo va la gira?
Empezamos en junio y durará hasta noviembre, serán entre 40 y 50 conciertos. De momento va muy bien, con bastante gente y buen rollito.

Las giras de ahora las tienes mucho mas planificadas que las de antaño.
De eso se trata. Lo ideal es que cuando empiezas la gira sepas todos los bolos que vas a dar y cuándo vas a acabar, aunque es difícil. Antes era todo más a salto de mata, había que tocar donde fuera y cuando fuera. Ahora tocamos los viernes y sábados, que es cuando se puede tocar. Además, no nos gusta hacer tres conciertos seguidos, porque en el tercero no rindes lo mismo. Lo llevamos todo más planificado y mejor preparado. Para algo estamos tocando en sitios grandes, con buen equipo de sonido, seis músicos en la banda, buenos técnicos...

¿Por qué no lleváis telonero?
Las últimas giras las hemos hecho enteras con el mismo grupo, Fito, Platero... Y para esta gira tampoco teníamos un grupo con el que pudiéramos hacerlo. Y no nos motivaba tocar con un grupo diferente en cada ciudad. Te crea muchos problemas técnicos, mas si cabe siendo una banda de seis músicos. Así que llevamos un disck jockey que pincha rock antes, en el descanso y un rato al final del concierto.

¿Seguís con los descansos?
Sí, hacemos dos partes de una hora con 15 minutos de intermedio. Hago los conciertos como a mí me gustaría que fuesen. A veces vas a un concierto y se te pasa en un tirón, no hay tiempo ni para ir a la barra. Desde luego como músico es mucho mejor. En la segunda parte siempre estás más tranquilo y en el descanso ves cómo va la cosa, corriges, etc.

¿Tocáis mucho material del nuevo CD?
Bastante. Pero mantenemos las tres o cuatro canciones que mejor funcionan de cada disco. A todos los discos, salvo el último, que es el que presentamos, les damos un protagonismo parecido.

En general parece un disco más directo que el anterior.
La idea era esa. No teníamos ganas de extendernos y queríamos un disco fuerte y sobrio. No queríamos meter nada que no fuera guitarra-bajo-batería, aunque al final hemos metido alguna cosa.

La portada ha quedado provocativa.
Queríamos que le diera un sentido al titulo, que es lo que teníamos. Lo que ya no sé es si lo hemos conseguido. La foto no sé si la elegimos por provocativa, puede ser. El caso es que haga pensar.

Iñaki Platero se ha convertido en tu mano derecha.
Yo hago un primer borrador de las canciones, pero luego lo hacemos todo entre los dos y creo que se nota desde el primer disco en el que intervino.

Se dice que Platero lo dejan.
Sé que están haciendo un recopilatorio y que Fito está muy centrado en su grupo. Lo que pase después yo creo que no lo saben ni ellos, aunque de momento la historia de Platero está aparcada.

¿Con ‘Agíla’ y el CD en directo, Extremoduro tocó techo?
Lo de tocar techo es fácil de decir, yo no lo veo así. Si tu llevas una trayectoria ascendente y de pronto a la gente le sale de los cojones no se sabe por qué pollada ir a tus conciertos y comprar tus discos todos a la vez, no lo puedes controlar. Lo veo como algo anecdótico. Cada vez hacemos discos que suenan mejor, con más medios y damos mejores conciertos. Si las canciones gustan más o menos, ahí no entro. En Madrid, por ejemplo, llenamos en la pasada gira un pabellón de 12.000 tíos. Pero como un año antes habíamos llenado dos noches en la gira con Platero a algunos les parecía un fracaso. ¡No se puede decir que vas para abajo si metes 12.000 en un día en Madrid! No es significativo. No se trata de llenar sitios un verano y luego nada. En cualquier momento a la gente le puede dar otra vez por ti. Lo importante es estar ahí y poder hacer las cosas a tu rollo y sin aguantar presiones de nadie. Es para lo que vale vender discos y tener gente y una discográfica que te apoyan.

Pero con esos discos fue un ‘boom’, con el grupo en todos los medios y ahora ya no tanto.
Con Agíla hubo demasiado rollete y atención de lo medios, salíamos en todas partes y aquello no era normal. Hubo que hacer un directo titulado Iros todos a tomar por culo porque no había manera. Algunos periodistas entendieron el título muy bien, se mosquearon y ahora dicen que no sabemos tocar. Pero no puede ser que de pronto los que no te hacían ni puto caso estén contigo. Había que cortar con todo eso porque no es nuestro estilo. Algunos medios quieren sacar de ti un personaje, con su rollo y su película y no es eso. Somos sólo músicos. No se trata de meter al grupo en la puta cabeza de todo el mundo. Ahora hacemos las cosas mas normales, con la promoción justa. Se trata de que todo el mundo se entere de que sacas disco y luego que haces gira. Nada más. No es que me niegue a hacer entrevistas, pero tiene que haber un motivo. No voy a ir a donde un tío para que me pregunte jilipolleces o ir a la tele a hacer playback.

Lo que no cambia es el fervor de los ‘fans’. Te quieren un montón. ¿Qué se siente?
Depende. A veces te ayuda mucho y a veces no te ayuda nada. Sentir que la gente te quiere te da buen rollo, pero a veces quieres hacerlo todo tan bien que la acabas cagando. Se trata de buscar el equilibrio porque si no te comes demasiado la cabeza. Es como las drogas, ni tienes que pasarte ni quedarte corto.

Vuestra influencia se nota en muchos grupos. Marea es un buen ejemplo.
¡Lo que pasa es que somos más viejos que la madre que nos parió! Llevamos mucho tiempo y es normal que se pegue algo a otros grupos. Mola. Con Marea no creo que nos parezcamos tanto, pero sí que Kutxi tiene unos registros vocales muy parecidos. Igual nos comparan porque tampoco hay mucho más en el rock duro de este país.

 

¿Qué música escuchas?
Precisamente Marea es uno de los grupos que más me gustan. Y muy poco más, porque tampoco es que escuche demasiada música. Ya tengo bastante con la de mi cabeza.

¿Qué haréis al acabar la gira?
Tenemos idea de sacar un disco recopilatorio, regrabando las canciones de los primeros discos. A partir de Agíla suenan bien, pero los anteriores es que da por el culo oírlos.




VOLVER

DISCOGRAFÍA  
 
 
Publicidad  
   
DESCARGA SU BIBLIOGRAFÍA  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=